LOADING CLOSE

Bio

Quién soy?

Siempre he tenido las cosas muy claras, y lo demostré desde mi más tierna infancia, por eso cuando me preguntaban que de dónde era respondía: “He nacido en Palencia, vivo en Valladolid, pero soy de Monzón“.

Parece que mi vida está dominada por la contradicción. Soy zurdo, pero uso la mano derecha; me apasionan ser escritor, pero me gano la vida como ingeniero de software y cuando era fumador me molestaba el humo.

Por ello no es de sorprender que aunque prefiero mi faceta de escritor, me gane la vida como ingeniero de software, Scrum Master en estos momentos para ser más exactos.

Profesionalmente he trabajado en la Junta de Castilla y León como Analista -programador, guardo grandes recuerdos de mis compañeros de trabajo. Pero me aburría y me fui a Telefónica Investigación y Desarrollo, dónde aprendí mucho más como Ingeniero I+D alias bestia parda, llegando a llevar algún que otro equipo de desarrollo y como me dejaron a mi aire terminé haciendo algo muy pareceido a la metodología Ágil, y yo sin saber que era pionero.

Tras una década allí, a unos cientos nos dieron una patada en salva sea la parte hacia otras empresas, a mi me tocó Indra -gran empresa española de tecnología-. Un lugar que me recuerda bastante a la Corporación Umbrella y de dónde pude escapar airosamente.

Tras ello tuve dos maravillosos años sabáticos en los que me dio tiempo a autoeditar un libro de relatos cortos, a conocer a mi esposa y a tener una hija.

Una vez que mi vida personal cobró sentido, hice lo propio con la carrera profesional. Comencé a trabajar en proyectos internacionales. Tenía tres ofertas sobre la mesa y tomé la más loca y arriesgada. Se trataba de trabajar unos meses en Francia, en inglés (cuando apenas podía decir How are you doing?), y con una metodología de la que no tenía ni idea. Salir de la zona de comfort es de lo mejor que he hecho en mi vida, y así sigo. Es duro, pero merece la pena.

Mis dos años trabajando en Amadeus a través de Accenture me reportaron una fantástica experiencia profesional y personal. Nunca hubiera podido imaginar que pudiera encontrar en el mismo equipo gente tan fabulosa en todos los aspectos. Y por si fuera poco comencé mi etapa de Scrum Master.

Lamentablemente todo tiene su fin y decidí moverme a otra empresa para continuar ayudando y aprendiendo. En Ebury, una pujante y exitosa fintech, me han ofrecido ese reto y lo he tomado. A diario me esfuerzo en llegar a ser algo mejor que el día anterior.

Estos últimos tres años de intenso esfuerzo no me han permitido dedicar el tiempo necesario a la escritura, y lo hecho de menos. Es tiempo de equilibrar energías y retomar con fuerza mi vertiente escritora.

UA-31091003-1